jueves, febrero 11, 2010

Irrespeto a la dignidad de las personas

Compartir
Hoy que vi la foto de la gente que tiene que pasar la noche a la intemperie para obtener un número y ser atendida en el Registro Nacional de Personas, lo que se me vino a la mente es el poco respeto que los políticos y sus funcionarios tienen por la dignidad humana.

Ustedes me perdonarán lo susceptible; pero, ¡¿cómo jodidos se justifica que la gente tenga que pasar por esas penas?!

La foto en cuestión es por Prensa Libre.

10 comentarios:

MAYRA LISETH dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
lesly vanessa dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Jacky dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Guillermo Baldomero dijo...

como nuestro pais todavia haya gente durmindo en la calle el gobierno es total mente un fracaso....

Luis FIGUEROA dijo...

Mayra, Lesly y Jacky, gracias por sus comentarios; pero no los pude poner porque venían anónimos. Saludos

Jonathan Boarini dijo...

Luis, no pretendo decirle cómo manejar su blog, pero creo que su política respecto a comentarios anónimos a veces es algo rara. Por ejemplo, ¿por qué dice que son anónimos los comentarios de Mayra, Lesly y Jacky si sabe de quién provienen? Además, los comentarios anónimos pueden proveer opiniones tan interesantes como los que vienen con nombre, y cuando usted los suprime creo que le niega algo a sus lectores. Alguien que no quiere dar su nombre igual puede poner uno inventado. De todas maneras, leo su blog todos los días.

Luis FIGUEROA dijo...

Gracias, Jonathan, gracias por sus visitas y por su comentario que sirve para acalarar. ¿De dónde saca que se quienes son Mayra, Lesly y Jacky? ¿Se muy bien, por ejemplo, quien es una lectora que firma como Andrea y se llama Andrea, y por eso le publico sus comentarios; ero de verdad, ignoro quienes son las tres anteriores. Muchísimas veces algunos comentarios anónimos son valiosos; pero son anónimos y como la libertad y la responsabilidad son dos caras de la misma moneda, pues...si alguien no está dispuesto a hacerse responsable de sus opiniones, pues yo no se las publico y ya. Total, yo si me hago responsable de las mías con todo y mi nombre y mi carota y todo.
Finalmente, yo se que cualquiera puede inventar un nombre y engañarme; pero yo siempre prefiero creer que la gente obra de buena fe. Aunque resulte engañado, prefiero eso, que vivir creyendo que la mayoría trata de engañarme. Cualquiera puede inventar un nombre y allá esa persona y su conciencia. Y si un anónimo inventa un nombre...pues eso dice mucho de la persona. Esto, claro, no se aplica a los pseudónimos literarios, usted entenderá eso.
Ya ve que las cosas no son raras. Porfa...cuénteme de dónde sacó que yo se quienes son Mayra, Lesly y Jacky.

ELISA dijo...

Un comentario anonimo es el que se publica exactamente asi "anonimo", recuerde que no todos tienen un blog pero no por eso nos privamos de nuestro derecho de opinion, y cuando decidimos darla (aunque nadie nos pregunte) pues no queda de otra que firmar con nuestro nombre sin que enlace a un blog o pagina personal.

Sin animos de entrometerme creo que el señor que le hace ver que los comentarios de las tres senoras/itas no es anonimo, es porque ellas pusieron en algun lado su nombre, ya que usted se refiere a ellas con un nombre de pila, aunque NO necesariamente usted las conozca. Es por eso que es un poco incongruente que usted les diga que publicaron como anonimo si las llama por su nombre.

No se si publicara mi comentario, ya que tampoco mi nombre lo enlazara a alguna pagina personal ni nos conocemos personalmente y tampoco le dejare mi No de cedula de vecindad o le dire mi direccion, pero si le puedo decir que mi nombre es Elisa y vivo en la ciudad de Miami Fl. Y su blog se me hace interesante aunque muchas veces no comparta su opinion pero se la respeto.

Luis FIGUEROA dijo...

Gracias Elisa. Vea usted: Elisas, Mayras, Leslys y Jakys, como Luises, los ha de haber por montones. Usted entenderá que en ese contexto da lo mismo poner un nombre u otro. ¿Sabe por qué las llamo por su nombre? Porque esos fueron los nombres que pusieron. Si no los hubieran puesto, no podría llamarlas por su nombre. Lo que no hicieron, por supuesto, es identificarse con mediana claridad. No es lo mismo firmar como Luis; que hacerlo como Luis Figueroa. ¿Cacha la diferencia?
Aquí el punto es que si uno va a dar una opinión -en MI blog- debe hacerse responsable de ella para tener la oportunidad de hacerlo. Como MI blog es mío, y este espacio es un espacio privado de uso público, no es cuestión de derechos, sino de posibilidades. Yo pongo las condiciones y una de ellas es que quienes quieran opinar aquí se hagan responsables. Yo pongo mi nombre y mi foto, y demando que quienes quieran usar mi espacio, por lo menos pongan sus nombres.
Con respecto a que no todos tienen blog, ¡Claro!, se entiende. Pero...¿no le parece que para cualquier usuario sería muy sencillo firmar al final del texto con nombre y apellido, aunque sean falsos si tanta es la gana de engañar y de no hacerse responsable? Mucha gente que no le teme a la responsabilidad hace eso, firma al final. Eso no es difícil, ¿o sí?
Vea al mismo Jonathan, el no tiene blog, pero firma. Y yo puedo respetar eso. A los anónimos, no los respeto.

Pepe dijo...

Hola Luis.

Como bien has puesto "...prefiero creer que la gente obra de buena fe...", muchas veces por desconocimiento y por costumbre, es que las personas a veces solo firman con un nombre, sin dar apellidos ni mas señas.

Te sugiero que en la parte donde dice "Publicar un comentario en la entrada", en la plantilla, agregués una nota aclaratoria o recalcando, en la que es necesario colocar algo mas que el nombre.

De esta forma, no se pierden estos comentarios y los que por ignorancia, mas que mala fe, quedan advertidos.

Yo se que arriba del recuadro donde se escribe el comentario, está explicado, amplia y claramente, pero, el publicar un comentario, es algo tan mecánico, que muchas personas pasan por alto este texto, y se van directamente a la parte donde hay que escribir.

Saludos.