martes, junio 30, 2009

ProReforma, un proyecto incluyente

Compartir
A ver...si la población indígena es significativa en Guatemala, y si entre la población indígena el número de jóvenes es también significativo, cuando esos jóvenes empiecen a cumplir 50 años, ¿quiénes creen que van a dominar numericamente en la elección de senadores cuando ProReforma haya sido aprobada?

Para los recien venidos, el proyecto ProReforma, para la reforma constitucional en Guatemala, propone un Senado integrado por personas de entre 50 y 65 años de edad cuya misión no será la de una cámara alta, ni la de fiscalizar al Congreso, ni nada parecido. Su misión será la de emitir las leyes que, como normas generales, abstractas e impersonales, se aplicarán a todos los habitantes de la república sin importar su edad, su étnia, su nivel socioeconómico, su nivel educacional, su lugar de orígen, o cualquiera otra característica que no sea la de ser una persona.

ProReforma propone que cuando uno cumpla 50 años tendrá la oportunidad de elegir 3 senadores que permanecerán en sus cargos durante 15 años. Cada año, todos los que cumplan 50 años en ese año podrán elegir a sus 3 senadores, y por lo tanto, todos los que cumplan 50 años (sin importar étnia, nivel socioeconómico, sexo, o lugar de orígen, por ejemplo) tendrán oportunidad de poner a sus 3 senadores.

Desde otro punto de vista, ¡y más incluyente no se puede!, está el hecho de que en la cosmovisión maya los Consejos de Ancianos juegan un papel muy importante dentro de la vida social y cultural. Sin duda alguna, la experiencia, las ejecutorias y la reputación de las personas mayores tiene un valor significativo entre las culturas mayenses. Seguramente esa valoración puede ser aprovechada en un contexto nacional.

Dígame, usted, si no.

Con respecto a la juventud indígena, un reportaje publicado por Prensa Libre el domingo 28 de junio de 2009 indica que 12.33% de la población guatemalteca son jóvenes indígenas de entre 14 y 29 años de edad.

1 comentario:

Luis Alvarado dijo...

yo creo que nunca llegare a los 50 años con esta vida mierda que llevo