jueves, abril 09, 2009

Miel de garbanzos y pan

Compartir
La miel de garbanzos es uno de los platillos tipicos de la Semana Mayor chapina, que espero con más deseos cada año.

Yo estaba acostumbrado a comerlo al modo de La Mamita, mi tía abuela, que es el modo típico de la ciudad de Guatemala. Es decir, con miel de azúcar y canela. Ese es el modo, por cierto, en que lo hacen mis tíos Rony y Veralí, y que espero disfrutar este sábado que viene.

El de la foto es el modo de la Costa Sur, en donde se hace con panela y en donde se le añaden frutas. Y lo mejor de todo es que se come con pan. El pan dulce, que las familias hacen en sus casas para consumir y obsequiar, es remojado en la miel y sabe delicioso. El pan ese, de por sí, tiene un aroma extraordinario y su sabor se combina de maravillas con el de los garbanzos. Eso y leche con café, fue mi desayuno de hoy.

Este dulce es difícil de hacer porque hay que pelar garbanzo por garbanzo, y porque la miel debe calar bien; de modo que no queden secos los centros de las leguminosas.

El pan de la foto es gracias a mis amigos Alexis y Mari; en tanto que los garbanzos son obsequio de mi amiga, doña Lucy.
Digg!

5 comentarios:

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Saludos Carlos. Desde que topé de frente con tu blog, hace varios días, no he dejado ni uno solo de interesarme por su contenido. Me agrada, muestras a Guatemala de la mejor manera que se puede hacer, desde lo más simple, desde los pequeños detalles. La cotidianeidad de los chapines es tan interesante como la de cualquier otro ciudadano del mundo, pero a diferencia de otros, tu blog es un puente que nos lleva al corazón de tu querido país, también para los que desde la distancia y el desconocimiento nos sentimos atraídos y hermanados con vuestra realidad. Un fuerte abrazo.

Antonio Torres Rodríguez dijo...

Disculpame Luis, no Carlos... ¿en que estaría pensando?

Nancy dijo...

Me gusta como vives y compartes nuestras tradiciones. Yo tengo serios problemas con la semana santa. Quizá lo cuente en mi blog algún día. Creo que esa es la razón por la que yo no tengo platos favoritos en semana santa. No como garbanzos, ni curtido, ni bacalao a la viscaína, ni nada de nada. Pero cuando leí tu blog me dieron ganas de cambiar las cosas. Apapachos Luisfi

Luis FIGUEROA dijo...

Animo, Nancy; sí la vida hay que disfrutarla con cualquier pretexto, o con ninguno. xxx

Luis FIGUEROA dijo...

Saludos, Antonio, gracias.